Feromonas: ¿qué son y cómo influyen en nuestra vida sexual?

Young woman applying perfume on herself isolated on white background

Como todo sabemos, la principal característica que nos diferencia de los animales que los humanos somos seres con raciocinio y por supuesto, esto lo aplicamos a los aspectos de nuestros vida diaria, incluyendo claro está los asuntos románticos y sexuales.   

Sin embargo, no podemos dejar de considerar que seguimos formando parte del reino animal y como pasa con la mayoría de las especies, tenemos un elemento químico que influye en nuestra sexualidad: las feromonas.

Pero, ¿qué son las feromonas?

Son sustancias químicas generadas por seres vivos y que son utilizadas para generar reacciones en otros individuos de manera sexual, que se perciben generalmente por el olfato, aunque son difíciles de identificar conscientemente, al menos para nuestra raza.  

Las feromonas representan una comunicación muy simple y primitiva, que no utiliza ni semántica ni signos que se puedan procesar cognitivamente. De hecho, todo el proceso es automático y no consciente, y suele ser el cuerpo el que reacciona de manera natural.

Los conceptos son muy amplios y engorrosos, pero a la práctica uno de los papeles más importantes de las feromonas tiene que ver con uno muy concreto: el de la reproducción.

¿Influyen en la búsqueda de pareja?

Cuando buscamos pareja,  nuestro cuerpo rara vez reacciona a los análisis de discursos y mensajes verbales. De hecho la comunicación no verbal, como los gestos y las posturas, influyen mucho más, porque se expresan a través de la apariencia física.

¿Tiene esto sentido si lo vemos desde la perfectiva racional? Posiblemente no. Es así como funcionan  las feromonas, dado a que son parte de este embalaje primitivo que poseemos, como el de juzgar por las apariencias antes de conocer a una persona.

Estos son algunos de los puntos en los que puedes percibir la acción de las feromonas

1. Compatibilidad sexual

Las feromonas expresan aspectos del sistema inmune de quien las segrega, y se ha visto que en muchos animales se tiende a preferir los individuos con un sistema inmune diferente o superior al propio. De allí la idea de que elegimos a personas con la que podamos tener hijos más sanos.

2. Activación sexual

Las feromonas orientan la conducta sexual (sea para sentir atracción por alguien o para sentir lo contrario), y también es un indicativo de la predisposición de tener sexo o no.

3. Ciclo de ovulación

Aunque esto solo ha sido confirmado en animales, podría ser un indicativo de cómo funciona en humanos. De hecho, estudios han registrado cómo el olor de mujeres que están ovulando hace que los niveles de testosterona de los hombres se eleven.

X